25 diciembre 2008

Langostinos Flambeados

Es la NocheBuena, es la Navidad, y en esta familia los langostinos no pueden faltar.
Como tendremos kilos y kilos de langostinos y nos gustan mucho cociditos y a la plancha, reservad unos cuantos para realizar esta receta recordada por TitaCarmen.

Ingredientes:



  • Langostinos
  • Ajos
  • Poquita Cayena
  • Chorrito de Brandy
  • Aceite
  • Un mechero




Las cantidades las calculáis según los comensales y si os gusta el ajito mucho o poco.


Elaboración:

Pelar los langostinos crudos dejándoles la cabeza y el final de la cola. Es algo pesado, pero se pide ayuda a algún comensal de esos que no paran en la cocina. Reservad las cascaras sobrantes aparte.


Pelar muchos dientes de ajo y picarlos bien picados. También es pesadito esto, se quedan los dedos pringosos del ajo, pero seguro que hay algún otro comensal que a cambio de un vinito echa una mano.

Calentar una gran sartén (wok, por ejemplo) con un poquito de aceite.

Freír los ajos y la cayena y antes de que se doren demasiado añadid los langostinos.


Removéis bien durante un par de minutos y añadís el chorrito de brandy. Prendeis con un mechero y cuidado con quemaros las cejas o el pelo que luego huele a cuerno quemado y puede haber sospechas.

Remover la sarten hasta que se apague la llama. En teoría debe apagarse sola en pocos segundos, pero si no se apaga tapar la sartén.

Ya está. A comer y a pringarse los dedos. Os recomiendo acompañarlo con un buén cava valenciano o un blanco fresquito. No es buena idea acompañarlo con wiski.

Se me olvidaba: Guardar las cascaras que teniais reservadas en una bolsita y congelarlas. Las podeis utilizar para enriquecer el caldo necesario para la receta de arroz caldoso con langostinos que tomareis la semana que viene.

A seguir pasandolo bién.





______________________________________________________________________

1 comentario:

cabreada dijo...

Ehhh, es receta la hago yo, pero yo no le quito las cáscaras, porque mientras las chuperretean los invitados, se les llena el estómago y quedas como un marqués, y te ahorras en más comida